Bélico

 

Allí me veía a mí mismo, aguardando mi transporte, firme bajo el sol de justicia. El ala de mi sombrero protegiéndome de la peor parte del castigo del bombardeo solar. La gente desembarcó, sin orden ni formación alguna, como tocando a retirada. Subí y aquello estaba más atestado que el interior de un tanque ruso. A más tiempo pasaba allí, más me parecía que nos dirigíamos a Omaha en pleno día D. Un hombre no dejaba de empujarme, y por poco no lo arrojé al barro con una llave. Bastó con una descarga de improperios a bocajarro que a buen seguro llevaron su orgullo de camino al hospital de campaña más cercano.

 

Desembarque a la hora H, como estaba previsto. De allí pase a dirigirme a la plaza de Roma, listo para tomarla al asalto. El asedio duró poco ya que la encontré en seguida, y en seguida me encontré saqueándola como en tiempos del buen Carlos.  Allí debía esperar de nuevo, pero me encontré con un conocido. Viendo la oportunidad, me abordó y me lanzó un obús inadmisible. Que si tenía que ponerme un botón para reforzar la muralla de mi ropa. A la altura del pecho, me señaló con la bayoneta de su dedo. Inadmisible. Me dijo que si me veía a la defensiva. ¿Como reaccionar ante semejante pieza de artillería? Por supuesto que cerré filas. Flanquee el problema y cambie la conversación. Total, a enemigo que huye, puente de plata.

 

 

 

Narcisista

 

Al final, me vi reducido a esperar el transporte público junto con el resto del populacho. Menudo espectáculo verme esperar guardando cola. Quien me ha visto y quién me ve. Cuando llegó la gente, bajaron como si fueran ganado. Así desde luego me sentí yo durante el viaje, como ganado que llevan al matadero, hacinado como estaba con tanta gentuza. Ni uno solo llevaba un libro, ni hacia ademan de poseer la más mínima pizca de educación o modales, así que rehusé entablar conversación.

 

Lo peor fue el caballero que no paraba de empujarme. ¡A mí! Casi tira mi sombrero. Le tuve que amonestar con firmeza, como quien educa a un crio.  Suspiré aliviado cuando pude descender. Me dirigí hacia la plaza de Roma, pero no tiene nada que ver con la ciudad. Yo la he visitado ya varias veces, y no puedo dejar de recomendarla. Hay que ver mundo, ya sabe. En la plaza me encontré con un amigo. Me señaló que debería ponerme un botón más en el traje. Para mí pensé que quien era este para decirme a mi nada de moda. Yo, que he estado en Milán, codeándome con los mejores diseñadores. Menudo ignorante. Se lo agradecí, porque ante todo hay que ser educado y mantener las formas. Suspiré aliviado cuando se marchó y me libre de su presencia.

 

 

Alienígena antropólogo

 

Informe de la estación de observación científica Alfa.

 

El sujeto bajo observación V32 se detuvo junto con otros especímenes de su especie al borde de una vía de transporte. Al principio, inferimos que podría tratarse de una conducta social, destinada a buscar unirse al grupo. No observamos muestras de interacción, al menos que pudiésemos observar con nuestros instrumentos. Un transporte de masas, se detuvo y varios especímenes salieron, antes de que V32 y el resto subieran. El transporte era un modelo antiguo, propulsado mediante gasolina. Lo habitual en dicha especie. Para más referencias sobre dicho transporte de masas, puede consultar el anexo incluido, donde he añadido artículos que teorizan sobre su uso.

 

Dentro de este, sucedió una interacción interesante. Otro espécimen varón entró en contacto físico con V32 en repetidas ocasiones. Uno de mis colegas planteo la posibilidad de que se tratase un inicio de cortejo. El sujeto V32 pareció responder con mensajes verbales agresivos que detuvieron la conducta de su congénere. Posteriormente hicimos un estudio comparativo de la conducta de ambos con los rituales de cortejo y apareamiento observados en la especie humana (intragénero, por supuesto, ya que este es el caso) y no se encontraron similitudes suficientes por lo que desechamos la hipótesis a la espera de nuevas observaciones.

 

Nos sorprendió descubrir el que sujeto V32 se dirigía al mismo punto geoespacial que en anteriores observaciones, donde observamos que procedía a tomar un nuevo transporte de masas. Si se me permite divagar un momento, es llamativo que la especie continúe construyendo y usando dichos sistemas de transporte, siendo como son importantes vectores de contagio de enfermedades. Solo podemos justificarlo en función de su instinto social y marcada limitación tecnológica. Volviendo a V33, observamos una nueva interacción con otro espécimen. Pareciese que este se acercó para comunicar una incongruencia en el protocolo de vestimenta de V32. Recordamos los trabajos de la estación de observación Delta, en la que demostraban que el protocolo de vestimenta es un interés prioritario en la especie, ya que puede señalar pertenencia o exclusión de ciertos grupos sociales. Se ha demostrado que un mismo individuo puede alternar entre distintos protocolos de vestimenta según la interacción social que desee favorecer. Salvando las distancias es un comportamiento que recuerda a las especies capaces de mudar de piel. Quizás sea un nuevo camino evolutivo.

 

Fin del informe.

Join the discussion 7 Comentarios

  • Jose Romero dice:

    Buenas, Yuri
    por preferencias elegiría el primero, de marcado carácter bélico. El enfoque que le has dado me ha gustado porque es el que más te exige para ir colocando palabras de contenido militar aprovechando símiles. Además ha salido divertido.

    Respecto al segundo enfoque, no me queda claro que llamarle narcisista sea el más apropiado. Quizás más altivo o engreído. En el primer párrafo de este punto de vista, encuentro el mejor retrato de los tres estilos, a través del pensamiento del protagonista.
    La rigurosidad del alienígena, propia de un informe, de los que tú habrás hecho más de uno, también me parece simpática pero me llega más el primer texto. A juzgar por la longitud de esa parte diría que era con la que más a gusto estabas. Creo que me hubiera gustado más que el alienígena hubiese sido el protagonista que subía al autobús e iba a la plaza de Roma.

    En definitiva, buen ejercicio.

    • Yuri dice:

      Hola José,

      Pues sí, en el primero y en el tercero son en los que más me he divertido. El segundo es cierto que no cogí bien el estilo y eso que pensé que me sería el más fácil, pero fluí mucho más con los otros dos. Me gusta la idea Altivo, le pega más.

      Muchas gracias y abrazo,

  • Natalia dice:

    Hola Yuri,
    es un ejercicio de experimentación y eso has hecho. Me han gustado sobretodo el primer y el tercer texto.
    En lo formal, he visto algunas cosas.
    Faltan algunas tildes: desembarqué, pasé, flanqueé, cambié, ademán, crío, libré.
    “¿Cómo reaccionar…”, “Quién me ha visto…”
    Y esta frase no me suena bien: “la encontré enseguida, y enseguida me encontré saqueándola…” Enseguida se escribe junto.
    Enhorabuena por el trabajo.

    • Yuri dice:

      Gracias, Natalia.

      Que paciencia tienes que tener conmigo. Muchas gracias por tomarte la molestia de señalarme los errores. Te lo agradezco de corazón y tomo nota.

      Un abrazo y gracias,

  • Alberto dice:

    Muy originales los estilos elegidos, creo que no habían salido antes en el curso. Te han obligado (especialmente el bélico, me parece) a buscar cantidad de metáforas, algunas muy bien llevadas. Aunque mi favorito es el último, muy divertido, a lo ‘Sin noticias de Gurb’. Como detalles de la escritura, el ‘Para mí pensé…’ resulta confuso, tal vez ‘pensé para mis adentros’, o simplemente ‘pensé’… La frase ‘A enemigo que huye…’ es bélica, pero no encaja en el contexto, el interlocutor no se está yendo.
    Nos leemos

  • Jorge dice:

    Hola Yuri.
    De los tres el que mas me ha gustado es el bélico. Parece increíble que puedan existir tantos términos y frases hechas para el tema de la guerra ¿así nos va? Creo que has hecho una gran labor.
    El narcisista se me ha quedado en un quiero y no puedo, pero nada que reprochar. Me acuerdo que este ejercicio tampoco motivaba mucho.
    En el alienígena has vuelto a brillar. y yo creo que es porque te has salido del guion. Has incorporado comentarios externos de los que observan a V32 y que van incorporando su punto de vista. Esto le ha dado un punto cómico que se agradece.
    Buen trabajo.

Dejar un comentario