Nunca contéis a nadie lo que habéis visto en esta cámara acorazada –dijo José Luis.

Acto seguido, sin darles tiempo a reaccionar, salió y cerró la puerta tras de sí. Los tres escucharon desde el otro lado como la manivela giraba, movía el mecanismo y hacían introducirse los bulones en el marco de acero macizo, dejando la cámara perfectamente sellada.

–¡Papi!, ¡Morenín!, no nos dejes aquí – dijo el más joven.

Roquefeler, el señor cuervo, vestido con chistera y esmoquin, metió la mano en su bolsillo y sacó un encendedor y lo prendió. Su luz fue suficiente para iluminar sus caras y poder buscar el interruptor que encendía las dos lámparas adosadas al techo.

Macario, el señor de aspecto rudo y boina, algo más lento de reacción, añadió:

–¿Pero dónde ha ido este jodido?, que nos ha dejado incerraos.

Pasado un tiempo, dieron por descontado que no se trataba de una broma y empezaron a asumir que habían sido abandonados a su suerte.

Macario, saco su inseparable transistor, el que le acompañaba en las largas horas de faena en el campo y lo encendió.

Noticia de última hora: El conocido productor José Luis Moreno ha sido detenido en su mansión de Boadilla del Monte acusado de estafa, blanqueo de capitales y organización criminal. La instrucción se encuentra bajo secreto de sumario….

–Pero si hablan de don José y ¿dicen que lo detienen por creminal?

–Calla paleto, lo están acusando de delitos económicos. Moreno nos la ha liado, espero que no cante. Con lo que yo le he enseñado y me abandona aquí –dijo el viejo y avaro cuervo.

–Mirad, dicen que ese macizorrillo de Martin es novio de Morenín y que tiene numerosas propiedades a su nombre y a mí ni siquiera me paga el salario mínimo – dijo el niño.

–¡No me jodas!, ¿don José es buja…? Dijo quedándose pasmado, blanco y con la boca abierta. Y pensar que ese cochinote nos ha estado metiendo mano durante tanto tiempo, ¡qué vregüenza para tres varones terosexuales como nosotros!

–A mí no me cuentes, yo todavía estoy por definirme, dijo el niño.

–¡Toma libertad sexual! –dijo el cuervo.

Poco rato después empezaron a plantearse cómo iban a salir de ahí. Macario, presumiendo de bruto, les contó que en su pueblo, cuando salía con sus amigotes y su mujer le cerraba la puerta de la calle, él la echaba abajo. Quizás podría tirar esta. Lo intentó con todas sus fuerzas e incluso ajustándose la boina trato de derribarla a cabezazos, a modo de ariete, pero todo fue inútil.

–No tenemos ni siquiera un móvil para llamar a nadie –dijo el cuervo.

–Tenemos –dijo el niño–. Se lo cogí a Morenín para guasapear con mis amigos.

–Pues trae para aquí, que voy a llamar a unos amigos que me deben favores. Ellos nos sacarán de aquí –le replicó.

Roquefeler se apartó a un rincón para que los otros no pudieran oírle y al poco rato volvió con un riptus de fracaso confesándoles que ninguno se atrevía a venir para que no le relacionaran con Moreno.

–Pues yo voy a llamar a la madera –dijo el niño.

Mientras, en las noticias de las 14:00, el locutor comentaba que Moreno quedaría en prisión provisional hasta depositar una fianza de tres millones de euros.

–¡Toma Moreno! –dijo el corvido, haciendo un gesto obsceno mientras mantenía las manos en los bolsillos.

 

Varias horas más tarde empezaron a escucharse un ir y venir de pasos y voces al otro lado de la puerta. Después unos ruidos tan fuertes que parecía que todo se iba a venir abajo.

–Ahí dentro se oye alguien– dijo un policía.

–¡Qué contento estoyyyyy! Nos van a sacar –gritó Macario.

–A mí como soy un niño, no me pueden hacer nada porque no tengo responsabilidad penal. –dijo muy resabiado.

–Pues yo soy una tumba, –dijo el cuervo –me acojo a mi derecho de no declarar y guardar silencio.

Cuando al fin la policía abrió la puerta, se encontró en la entrada tres marionetas tiradas en el suelo. El de la boina llevaba en las manos una radio todavía encendida, de un bolsillo del niño sobresalía un móvil y el cuervo con chistera tenía el pico bien cerrado.

Join the discussion 6 Comentarios

  • Jorge dice:

    Hola Carlos.
    Lo primero que voy a decir es que me ha gustado. Yo me lo he pasado bien y has conseguido que me interesar por la lectura.
    Luego lo que me pasa es que no sé como catalogar tu texto, pero supongo que será problema mío. Has utilizado la memoria colectiva (al menos la mía) para excavar en nuestros recuerdos y recuperar a estos personajes. Me gusta también porque has hilado con un tema de actualidad y le da un valor perodístico extra.
    También está bien el cierre, con la llegada de la policía y está bien usado el humor.
    Así que, sin saber cual era tu objetivo, has conseguido que pase un buen rato.
    Bravo.
    muchas gracias

    • Carlos dice:

      Hola Jorge,
      me alegro que te haya gustado.
      La propuesta era hacer una especie de cuento usando las funciones Propp, lo quiero transformar un poco para que cada personaje asuma unas funciones.
      Esta claro que para entenderlo es necesario echar mano de la memoria colectiva, supongo que al que no conozca a los personajes se le hará más extraño.
      Cuando sucedió el caso de la detención y empezaron en TV a sacar cortes confrontando los hechos sucedidos con los argumentos que usaba en sus actuaciones me pregunté que pensarían sus personajes y por eso escribí este relato.
      Un abrazo.

  • Natalia dice:

    Hola, Carlos
    Me ha resultado un texto simpático y fantasioso pero me cuesta valorarlo sin saber cuál era la propuesta de tu curso para esta semana. ¿Tiene que ver con el humor? ¿Con escribir algo sobre un tema de actualidad?
    Has tomado una noticia muy actual y le has dado una vuelta buscando a los primeros damnificados de este señor, que los dejó aparcados hace mil años jejeje Cuánta podredumbre habrá que no conocemos detrás de caras amables y sonrientes que nos embelesan en la pequeña pantalla… (aunque este señor a mí no me ha embelesado nunca, forma parte de mis recuerdos de niña 😛 )

    En lo formal, he visto cosas que hay que corregir:

    —Nunca contéis a nadie lo que habéis visto… (falta el guion de diálogo)
    —Pues yo voy a llamar a la madera (¿se dice así? ¿”madera”? ¿O “los maderos”?)

    Rockefeller (creo que se escribe como el apellido del millonario pero igual me equivoco y se le españolizó el nombre)

    “Noticia de última hora: El conocido productor José Luis Moreno ha sido detenido en su mansión de Boadilla del Monte acusado de estafa, blanqueo de capitales y organización criminal. La instrucción se encuentra bajo secreto de sumario….” (creo que esto iría en cursiva o entre comillas porque es la radio, no la voz del narrador).

    Tildes:
    cómo la manivela giraba
    sacó su inseparable transistor
    macizorrillo de Martín
    trató de derribarla a cabezazos
    córvido

    Comas:
    —Calla, paleto, lo están…
    –¡Toma, Moreno!
    –A mí, como soy un niño, no me pueden…

    Faltas:
    rictus

    Enhorabuena por el trabajo 🙂
    Un abrazo.

  • Carlos dice:

    Hola Natalia,
    muchas gracias por las correcciones de tildes y comas, algunas no se cómo no me he dado cuenta.
    En cuanto a la propuesta he contado un poco en el comentario a Jorge.
    He elegido las siguientes funciones de propp para los personajes:
    Moreno (malvado): Alejamiento, fechoría, castigo
    Mochito (falso heroe): Pretensiones engañosas, descubrimiento.
    Roquefeler (el que manda): Prohibición, transgresión.
    Macario (heroe, aunque no lo parezca): Combate, victoria
    Policia (donante)

    pero como decía hay que trabajarlo un poco para que encaje.

    Un abrazo

  • Jose dice:

    Hola, Carlos
    el texto es simpático. No sé si lo hubiera llegado a entender alguien que no conozco a estos muñecos aún así, das unas pinceladas que nos dan idea bastante cercana de lo que representa cada uno de ellos. Por lo que te leo, tenías que presentar los distintos roles que pueden aparecer en un relato. Podías haber aprovechado cuando se abre la cámara para que algún policía dijera alguna cosa que nos pudiera hacer identificar otro tipo de rol de los de Propp.

    Seguimos leyéndonos.

    • Carlos dice:

      Hola Jose,
      El policía que los salva ejercería la función Socorro, pero es cierto que no tiene una participación activa en los diálogos porque el relato termina en el momento que abre la puerta.
      Gracias por comentar.

Dejar un comentario